Instalación de pisos de PVC de imitación a la madera.

Uno de los errores que suele cometer la gente sobre todo la que nunca ha trabajado con esta clase de superficies, es que se piensan que se instalan como las tarimas flotantes, pero en realidad su instalación, podríamos decir, es más sencilla pero parecida. No debemos poner ningún tipo de material por debajo de estos pisos de PVC, más bien podemos pegarlo directamente.
Para poder instalar esta superficie nos hará falta un adhesivo para mejorar la adherencia (esto solo si vamos a pegar las láminas) unas tijeras para cortar metal o cables, una cuchilla y un rodillo o pincel.
Primero limpiaremos bien la zona donde vamos a instalar el piso, esto es muy importante para que se adhiera bien, una vez lo hemos limpiado y dejado secar procedernos a presentar las primeras laminas, de este modo nos hacemos una idea de cómo pueden quedar mejor, siempre debemos comenzar a colocar las láminas desde la esquina más alejada de la puerta, ya que siempre hay que terminar de colocar el piso en la puerta de acceso de la habitación o estancia
Segundo escoger el patrón de colocación ente puede ser a la mitad o a un tercio de la longitud, esto quiere decir que las hileras de láminas tendrán una diferencia regular y el patrón se repetirá cada dos o tres filas, dependiendo del que escojamos.

Tercero una vez tengamos las tres o cuatro primeras laminas preparadas y cortadas al patrón que deseamos, es recomendable no hacer más de tres filas a la vez, con el rodillo extendemos un poco de pegamento, de la extensión de una lámina y media de largo, y comenzaremos a colocar de los pares hacia nosotros, siguiendo el largo de la pared. Repetiremos hasta cubrir el total de la estancia. Dejar secar de 2 a 12 horas dependiendo del fabricante y listo.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Problemas con la calefacción

Boda ideal Pasos básicos

Cómo saber cuándo hay problemas con el regulador de voltajes