Los pisos imitación de madera

Los pisos imitación de madera, son pisos excelentes para espacios de danzas o incluso para gimnasio, en particular el área de los ejercicios cardiovasculares. Estos pisos son una gran alternativa para cubrir la superficie del lugar que requiere la remodelación, proporcionando elegancia, resistencia y comodidad a las personas que se trasladan en el. Se pueden hacer mantenimiento con agua y detergente, suelen soportar toda rudeza, no se rayan, ni doblan, ni deforman, en fin son una excelente opción, a la hora de decidir por un piso atractivo y que posean mayor resistencia que los pisos tradicionales de  madera.


Si decides sustituir tu piso por uno de madera, es recomendable que sea de imitación porque la tradicional aparte de cara te va a salir costoso el mantenimiento mientras que la madera prefabricada es fácil y rápida en instalarse, la lámina sintética puede imitar toda clase de madera por un costo más bajo.

No obstante, este tipo de piso quedan hermosos en cualquier lugar; y eso no es todo las personas pensaran que es madera real porque la diferencia es mínima ya que tienen unos acabados perfectos. Es importante resaltar que, una de las desventajas de los pisos imitación de madera es que la luz solar le va afectando el dibujo al transcurrir el tiempo, por eso en esas áreas donde este expuesto al sol es conveniente colocar cortinas para evitar que este problema se alargue y termine por dañar el color del laminado.

Otro aspecto importante, es que el sobre piso antepuesto debe estar bien nivelado porque si no el trabajo quedará con mala apariencia, son excelentes para casas de chimenea luminosa. Cabe resaltar, que si hace contacto con objetos calientes puede llegar a estropearse por completo; ya que al ser confeccionados se usan materiales que son perjudiciales, en particular mientras se están elaborando como en el caso del PVC. 

Imagen de https://pisosytapetes.com.mx/pisos-imitacion-madera-2/

Comentarios

Entradas populares de este blog

Problemas con la calefacción

Boda ideal Pasos básicos

Cómo saber cuándo hay problemas con el regulador de voltajes