PUERTAS BLINDADAS y ACORAZADAS

Las puertas blindadas tienen una gran ventaja y función, ya que esta disuade a los ladrones, quienes sienten la necesidad de de perpetrar los robos en el menor tiempo posible. Ahora bien, como todo, esta puerta también tiene una desventaja, y es cuando nos referimos al costo de la misma, ya que por su material de fabricación, son algo costosas, más sin embargo, tu inversión valdrá la pena, ya que esta es 100% recomendada para que, ese lugar que tanto deseas quede protegió y seguro de cualquier maleante.
Cerraduras y puertas blindadas en Madrid
Esta puerta, se caracteriza porque entre sus materiales de fabricación, contiene una plancha de acero en su interior. Esta plancha de acero, se encarga de reforzar el resto de la estructura de la puerta, las cuales son generalmente de madera, estas pueden ser encontradas con millones de acabados en el mercado y con diferentes tipos de madera, consiguiendo, de esta forma un resultado muy estético. La cerradura integrada que contiene este tipo de puerta, hace imposible su apertura con cualquier tipo de gancho o taladro. Esto se debe a que la seguridad se refuerza con unas bisagras anti palancas y además, contiene un sistema de bloqueo, el cual se encarga de fijar a la puerta del marco como tal, de igual forma, incorpora mirillas que permiten observar a quien llama a nuestro hogar.
Las llaves de las puertas blindadas son fabricadas totalmente a la medida, por lo tanto no puede ser duplicada. En relación a sus materiales de fabricación, estas puertas son muy resistentes, aún a los cambios de temperatura, al fuego, al humo, a los gases y también al calor, de igual modo, logran un gran aislamiento acústico frente a las puertas de madera convencionales.

Asimismo, para que esta puerta sea instalada, se requieren unos requisitos, y este es que el marco que ya se encuentre instalado sea metálico y se encuentre en perfecto estado.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Las 10 apps más divertidas del 2018 que no pueden faltar en tu Smartphone

3 consejos para campistas